Colegio Santa Rosa en Huesca, España

Colegio Santa Rosa en Huesca, España

viernes, 26 de agosto de 2011

Escuela segura en un entorno seguro

El concepto de escuela segura, a la luz de los acontecimientos que se están viviendo en nuestro país, adquiere una enorme relevancia y se convierte en una prioridad. 

La población infantil siempre será la más vulnerable en un ambiente de inseguridad y violenciaNo está por demás recordar el artículo 2º de la Declaración Universal de los Derechos del Niño que dice: “El niño gozará de una protección especial y dispondrá de oportunidades y servicios, dispensado todo ello por la ley y por otros medios, para que

pueda desarrollarse física, mental, moral, espiritual y socialmente en forma saludable y normal, así como en condiciones de libertad y dignidad. Al promulgar leyes con este fin, la consideración fundamental a que se atenderá será el interés superior del niño”.

Es una responsabilidad social garantizar que la escuela pueda proporcionarle al niño un ambiente de seguridad y condiciones adecuadas para que se respeten sus derechos como niños y como personas. Sin embargo, el espacio de seguridad no se remite a la institución escolar. De nada sirve una escuela segura si el entorno donde se ubica es inseguro y riesgoso para ellos. Y un entorno es seguro cuando ofrece garantías de seguridad frente a las amenazas o por lo menos es capaz de gestionarlas. 

El problema surge cuando los acontecimientos que anteriormente se consideraban riesgos excepcionales, ahora forman parte de una “normalidad” y es esa normalidad lo que se ha vuelvo excepcional.


La Organización de la Naciones Unidas (ONU) Incorpora el concepto de Seguridad Humana desde 1994 y acuerda que existen ocho amenazas a esta seguridad: 

1. Económica (pobreza y desempleo) 

2. Alimentaria (hambre, hambruna) 
3. Sanitaria (enfermedades, alimentos no seguros, desnutrición, falta de acceso a cuidados sanitarios básicos) 
4. Ambiental (degradación medioambiental, agotamiento de recursos, desastres naturales, contaminación) 
5. Personal (violencia física, delitos, terrorismo, violencia doméstica, mano de obra infantil) 
6. De género 
7. Comunitaria (tensiones étnicas, religiosas) y 
8. Política (represión policial, abusos de los derechos humanos) 

Estas ocho dimensiones conforman un sistema en el que todos los elementos son interdependientes y si alguno se deteriora, afecta al resto.


Es de destacarse que en México, la Secretaría de Educación Pública (SEP) haya puesto en marcha el Programa Nacional Escuela Segura (PES) cuyas reglas de operación se encuentran en el Acuerdo 476. Dicho programa deberá implementarse en los 150 municipios de mayor incidencia delictiva de las 32 entidades federativas, mismos que fueron identificados por la Secretaría de Seguridad Pública y publicados en el Diario Oficial de la Federación el 15 de enero de 2008.

El Programa Escuela Segura (PES) es un acuerdo nacional, que deberá ser operado con pleno respeto al federalismo educativo. Forma parte, desde julio de 2007, de la estrategia nacional de seguridad Limpiemos México, la cual establece vínculos de colaboración con diferentes instituciones. De forma prioritaria con la Secretaría de Seguridad Pública y su Programa "Comunidades Seguras", la Secretaría de Salud con el Programa Nacional "Salud sólo sin drogas" la Secretaría de Desarrollo Social con el Programa "Recuperación de Espacios Públicos".

El Programa tiene como objetivo, contribuir a mejorar la calidad educativa que se ofrece a los alumnos de las escuelas públicas de educación básica mediante la gestión de ambientes escolares seguros y consolidarlas como espacios libres de violencia, delincuencia y consumo de sustancias adictivas; es decir, espacios propios para la formación integral de los alumnos. Las escuelas deben promover también medidas de seguridad preventivas y estrategias para la paz y la no violencia y adherirse al Programa mediante una "Carta Compromiso”.

También establece una serie de lineamientos, entre los que se pueden destacar: Gestionar la seguridad escolar y protección de riesgos potenciales en el ambiente, en coordinación con las autoridades municipales, estatales, federales y organizaciones de la sociedad civil. La participación de maestros, padres de familia y alumnos en la prevención del riesgo escolar. El desarrollar una serie de competencias para la convivencia democrática y el pleno ejercicio de los derechos humanos. El impulsar una cultura preventiva y de autocuidado de la salud, contra las adicciones, delincuencia y violencia. Estimular la negociación y el diálogo para resolver conflictos, la toma de decisiones y el desarrollo de un plan de vida, identificado con el mejoramiento de la convivencia social y sobre todo, orientar, monitorear y evaluar todas estas experiencias.

Es un Programa que contempla todas las instancias que se relacionan con el niño: hogar, escuela, comunidad, autoridades educativas, municipales, estatales y federales. Considera la prevención y el autocuidado como una de sus principales estrategias; valora el diálogo y la negociación para resolver conflictos y sobre todo involucra a la sociedad en las diferentes actividades con las que se pueda obtener el éxito del programa y con ello devolver la seguridad a las escuelas y a la comunidad. 

Lograrlo será también devolverles la esperanza y el futuro a los niños. “Siempre hay un momento en la infancia en el que se abre una puerta y deja entrar al futuro”. (Graham Greene). Petra Llamas García.
-->  
Publicado en La Jornada de Aguascalientes el 26 de agosto del 2011.

1 comentario:

  1. Lo he leído entero y tengo que decir que me ha gustado mucho.
    ¡Buen trabajo!.

    Feel free to surf to my site - piscinas prefabricadas

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios